España

Del informe de revisión de la literatura: perfil de CReLES en España

Introducción y antecedentes

En reconocimiento de la diversidad de la población escolar, se modificó la Ley de educación de 2006 y en 2013 se aprobó la Ley de mejora de la calidad de la educación. Esta reforma reconoce la necesidad de combinar calidad y equidad en la provisión de educación (Comisión Europea , 16 de septiembre de 2019) según establece el preámbulo de la ley.

A principios del siglo XXI, la sociedad española tiene el convencimiento de que es necesario mejorar la calidad de la educación, pero también que este beneficio debe llegar a todos los jóvenes, sin exclusiones … Es, por tanto, necesario atender a la diversidad de los estudiantes y contribuir igualmente a los nuevos retos y dificultades que genera esta diversidad.

En el espíritu de estas legislaciones, en la mayoría de comunidades autónomas se forman equipos de Orientación Educativa multiprofesionales. Entre otras tareas, sus responsabilidades incluyen proporcionar los recursos necesarios para que los estudiantes alcancen su máximo desarrollo personal, intelectual, social y emocional independientemente de la diversidad económica, cultural, religiosa, de género y sexual. Este equipo tiene la autoridad para asegurar la equidad educativa mediante la realización de programas específicos, modificaciones curriculares o estructurales y la coordinación de los procesos de enseñanza / aprendizaje utilizando como marco general las líneas guía que brinda el Ministerio de Educación (Sistema Educativo Español, 2010). El equipo brinda orientación educativa y asesoramiento sobre equidad educativa a todos los miembros de la comunidad educativa.

En España, hay un mayor énfasis en promover la lengua de instrucción para que los estudiantes tengan un acceso igualitario a la educación. Conocer y utilizar adecuadamente el idioma español es uno de los fines de la educación (artículo 17. Ley Orgánica de 2013). Una de las características del sistema educativo español es su pluralidad lingüística. Se requiere que los estudiantes aprendan también la lengua comunitaria, a veces como lengua de instrucción y otras como lengua cooficial, dependiendo de la regulación de las comunidades autónomas (Sistema Educativo Español, 2010). Para desarrollar el dominio de los estudiantes migrantes en el idioma de instrucción, se organizan clases preparatorias especiales y, tan pronto como sea posible, se reduce el tiempo de las clases preparatorias y se alienta a los estudiantes a pasar más tiempo en las clases regulares con sus compañeros nativos (Eurydice, 2019). Además, a las comunidades de inmigrantes más grandes, como los estudiantes marroquíes y rumanos, también se les ofrecen clases en el idioma nativo (Eurydice, 2019).

Sabiendo que los docentes son los primeros en la línea de contacto con los estudiantes en las escuelas, el Ministerio de Educación, a través del Instituto de Formación Docente e Investigación e Innovación Educativa (IFIIE), pone especial énfasis en la educación inclusiva, la diversidad de los estudiantes y la educación intercultural tanto en la formación inicial como en la formación en servicio de los profesores. Estos programas se centran en sensibilizar a los profesores sobre las necesidades académicas y socioemocionales de los estudiantes. En España en ámbito educativo no solo se facilita el progreso académico de los estudiantes, sino también se apoyar la creación de un contexto general de bienestar en la escuela (Eurydice, 2019).

Los planes de estudio de la educación primaria y secundaria son establecidos conjuntamente por las autoridades educativas nacionales y regionales. El Ministerio de Educación nacional emite las principales directrices del plan de estudios, como qué asignaturas deben impartirse en cada etapa y grado, y las autoridades educativas regionales desarrollan el plan de estudios (objetivos específicos, contenidos y evaluación) para cada uno de sus territorios (OCDE, 2011). La educación intercultural se promueve como un tema transversal (en la Comunidad Autónoma de Cataluña), y las materias a través de las cuales se va a desarrollar también se mencionan en los planes de estudio (Eurydice, 2019).

La promulgación de la política de liderazgo culturalmente comprometido en el sistema educativo español

Los directores tienen un papel importante en la gestión y organización del aprendizaje en las escuelas, junto con la organización de los recursos humanos y financieros. El estilo general del liderazgo escolar en España es consultivo y el director se considera “primus inter pares”. La mayoría de los líderes escolares del país son españoles por afiliación étnica y cultural. De hecho, es muy probable que las necesidades multidimensionales de los estudiantes migrantes planteen desafíos a los directores de escuela; por lo tanto, las autoridades educativas de alto nivel organizan actividades de formación inicial y continua específicas para los directores de centro. Estos programas de formación suelen incluir temas como el clima escolar, el compromiso con la diversidad, la integración de inmigrantes, el uso de nuevas tecnologías y la apertura de las escuelas a la comunidad educativa y la comunidad en general (Ministerio de Educación, 2011). Sin embargo, los directores no tienen ningún papel en el desarrollo profesional de los docentes, que es administrado por la administración educativa regional.

Todas las escuelas secundarias cuentan con un orientador, que suele ser un profesional de la psicología o de la pedagogía, y cuyo título es “Orientador / a”. Las escuelas primarias también pueden disponer de equipos de orientadores específicos que trabajan a nivel regional y que apoyan en caso de necesidades relacionadas con la orientación (dificultades o diversidad de los estudiantes, necesidades educativas especiales).